Herramientas de coaching para el desarrollo del liderazgo (herramientas 1)

Introducción a las herramientas de coaching: DISC, Insights discovery, MBTI, etc.

Herramientas de coaching

¿Qué herramienta te es más útil para acompañar el desarrollo de tus clientes?

En esta serie de artículos comentaré diversas herramientas de coaching empleadas en el acompañamiento hacia la mejora personal. Tanto para facilitar el autoconocimiento, como para la toma de consciencia sobre puntos fuertes y oportunidades de mejora, y para en el enfoque de los procesos de desarrollo.

Estos procesos pueden referirse tanto a coaching para el desarrollo del liderazgo personal o, incluso, la psicoterapia.

Veremos herramientas de coaching como: DISC, Insights Discovery, MBTI, Big five, TCI, BTSA, 16PF y Eneagrama.

Pretendo que los profesionales de estos ámbitos -psicólogos coach, consultores coach, o psicoterapeutas -principalmente los que se inician, y los que valoran el disponer de herramientas de coaching- puedan tener una visión de conjunto sobre las diferentes opciones. Dependiendo de sus necesidades, podrán valorar mejor cuál les puede ser más conveniente para sentirse con más recursos en su área de actividad y/o complementar su formación en coaching.

No incluiré Predictive Index -utilizada sólo en empresas para desarrollo del liderazgo y selección- por no estar abierta a coaches y consultores, y por razones de confidencialidad (soy consultor de la misma).

Tampoco abordaré herramientas de coaching 360 para la mejora del desempeño en la empresa, normalmente creadas adhoc para cada caso. Entiendo, además, que cuando lo que se pretende es la toma de conciencia -a veces sobre puntos que pertenecen a la parte oculta de la persona- no la facilita el que la información provenga de los demás.

Para cada herramienta veremos, entre otras cosas: su origen, el modelo en que se basa, la mayor o menor facilidad de empleo e interpretación y sus usos principales.

Las herramientas de coaching y NeuroQuotient®

Aprovecharé para ponerlas en relación con NeuroQuotient®. Similitudes y diferencias. Ventajas que aportan y, quizás, desventajas. También iré explicando, paso a paso, los elementos más característicos y diferenciadores de NeuroQuotient®.

Procuraré ser lo más objetivo posible. Aunque no voy a ocultar que me gustaría que algunos llegasen a la conclusión que NeuroQuotient® es lo que más les conviene.

En general todas las herramientas de coaching que he citado (excepto NeuroQuotient®, como veremos) hablan de la personalidad. Y todas ellas, sin exclusión, tiene detrás un modelo.

Es muy importante distinguir la herramienta y el modelo en el que está basada.

Un modelo (de personalidad) sirve como sistema de clasificación e interpretación de las formas de ser de los individuos. El modelo tiene una base teórica (como mínimo una hipótesis) a partir de la cual se definen los criterios de clasificación.

Modelos ‘de tipos’ y ‘de rasgos’ de personalidad.

Hay dos clases de modelos de personalidad. Los ‘de tipos’ y los ‘de rasgos’. La diferencia está en que en los ‘de tipos’ la clasificación es más estricta. Por ejemplo, introvertidos y extravertidos. Una persona estaría clasificada en una carpeta o en la otra. Los ‘de rasgos’ se presentan como tendencias de comportamiento. Por ejemplo, introversión y extraversión forman parte de una dimensión continua, con cada persona situada entre ambos extremos.

Cada herramienta (o instrumento) de evaluación, está basada en un modelo y sirve para identificar cual es el tipo de personalidad o los rasgos más característicos de una persona. Normalmente a través de responder un cuestionario psicométrico.

Casi no existen personas con tipos de personalidad puros. Por esto, desde el punto de vista psicométrico, tienen más sentido las herramientas de coaching basadas en rasgos. Las que miden las personalidades como un continuo. Por esta razón, aunque el modelo original pueda ser ‘de tipos’, en la mayoría de casos la herramienta acaba evolucionando hacia rasgos. Por lo menos en lo que respecta al instrumento de medida.

Herramientas de coaching

Los modelos de ‘tipos de personalidad’ etiquetan (encajonan) a las personas.

Los de ‘rasgos de personalidad’ dejan más espacio y libertad para la evolución y la mejora de resultados.

Sólo MBTI y Eneagrama permanecen puramente como ‘de tipos’. Otros, como DISC, en algunas versiones, después de la medida psicométrica clasifican a las personas en un número amplio de tipos, pero en su fundamento el modelo es de rasgos.

Al final los rasgos de personalidad quedan definidos por las conductas que les son propias. Lo único observable es lo que hace una persona. Los tipos incluyen, además de conductas, motivaciones, valores, etc. que están detrás de la conducta.

Reflexión para continuar.

Antes de empezar las diferentes herramientas, voy a plantearte un par de preguntas. La reflexión sobre ellas (en el siguiente artículo) me será útil para empezar a comparar las herramientas de coaching citadas a nivel global (casi todas ellas) con NeuroQuotient®, la neuro herramienta.

¿De qué dependen tus resultados?

¿Qué es más fácil cambiar: la manera de ser (personalidad) o la forma de hacer (conducta)?

2 thoughts on “Herramientas de coaching para el desarrollo del liderazgo (herramientas 1)

  1. Hola Josep,
    entiendo que la manera de hacer, la conducta, es más fácil. Cambiando esta podemos llegar a alterar la manera de ser, pero cambiar la personalidad, es casi imposible, al menos de manera consciente si no se crea una conducta que nos lleve al cambio. Y con todo y ello, esto lleva tiempo y regularidad en los nuevos hábitos de conductas que queramos llevar a cabo, cosa que en si, según la personalidad de uno pueda ser más o menos difícil para lograr el cambio.

Comments are closed.