DISC. Tests de personalidad para el desarrollo (continuación) (herramientas 6)

¿Qué nos aportan los instrumentos DISC de personalidad?

Con el modelo DISC de personalidad estamos ante un modelo de rasgos de personalidad. Nadie encaja exclusivamente en una dimensión u otra, sino que se sitúa en el continuo entre ellas.

Pero, ahora que ya sabemos algo sobre su historia (y estructura) vamos analizar sus aportaciones desde el siguiente punto de vista:

Se trata de un modelo clásico, con diferentes cuestionarios  e informes en continua mejora desde hace mucho tiempo.

Es obvio, pues, que DISC, con el tiempo y dedicación, ha alcanzado una alta perfección en sus instrumentos o herramientas de medida (fiabilidad y validez de los cuestionarios). También en capacidad de aportar información exhaustiva en sus informes para diversas aplicaciones (más en algunas versiones que en otras).

Están muy evolucionadas aplicaciones para el crecimiento de las personas y el desarrollo del liderazgo, la selección de personal (que perfil es más adecuado para cada posición), la compresión interpersonal para mejorar la comunicación, etc.

Algunos casos, como Everything DISC, se ofrece directamente la información (exhaustiva) al usuario final. No requiere de un experto certificado.

En principio, todo son importantes ventajas.

Posibles puntos de mejora de DISC

¿Dónde puede flaquear algo los instrumentos DISC? Desde nuestro punto de vista, en las consecuencias que pueden derivarse de la exageración de sus propios puntos fuertes.

Con tanta información, el usuario que siente la necesidad de desarrollo, es probable que perciba una inmensa montaña delante suyo y se plantee:

¿Por dónde empiezo? ¿Qué es realmente importante?

Y no vea claro su camino hacia la mejora de resultados.

Alguna versión (Everything DISC) no requiere de un experto que transmita la información al usuario final. En este caso este problema puede agravarse: el usuario en desarrollo puede sentirse muy solo ante la montaña.

Además, estamos hablando de herramientas para ‘acompañar el desarrollo’. Luego esta versión, con conexión directa entre el instrumento de medida y el usuario final, tendrá poco interés para los acompañantes, ¿Verdad?

¿Y qué más puede suceder con las versiones con información exhaustiva que requieren un acompañante?

Pues, que usuario y acompañante disponen de la misma información (escrita), con lo que el expertise de este último pierde valor. El usuario puede plantearse: ¿Para que necesito coaching, un psicólogo coach, consultor coach, si puedo disponer de la información directamente?

Herramientas de coachingCoach y cliente se preguntan ¿por dónde empezar?

Las buenas herramientas de coaching como DISC que aportan mucha información pueden dificultar el enfoque del desarrollo.

Diferencias con la neuro herramienta

Con NeuroQuotient® hemos procurado evitar estos problemas:

Primero: facilitando el enfoque a lo que es prioritario para el desarrollo de cada uno.

Segundo: valorizando al experto. El cliente (usuario en desarrollo) siente: ‘mi coach, mi psicólogo, mi consultor, mi terapeuta, realmente me comprende’. Todo ello con una certificación que requiere poco esfuerzo.

Finalmente, el modelo DISC ha quedado muy lejos en el tiempo de los instrumentos, de los test DISC para medir la personalidad. Lo que hay detrás del comportamiento y que lo impulsa, se va perdiendo de vista y sólo nos quedamos con la personalidad. William Marston falleció hace mucho. Además, muy joven. Estamos convencidos que con su capacidad de observación, de estudio, de análisis y de conceptualización y con el avance de la neurociencia, habría evolucionado su modelo y ahora tendríamos un DISC diferente.

En el siguiente post de la serie, seguiremos con los modelos y las herramientas para el desarrollo de las personas, concretamente con MBTI.